Blog

Finaliza multicultural taller de micro emprendimiento de Banco Falabella

Trece profesionales de distintas áreas del banco, junto a Fundación Trascender, acompañaron y capacitaron a este grupo de emprendedores en materias de negocios, finanzas, marketing y financiamiento.

Entregar a micro emprendedores las herramientas para replantear su negocio, concretar ideas y avanzar por el camino correcto, fue el objetivo del taller de Micro Emprendimiento desarrollado a través del programa de Voluntariado Corporativo de Banco Falabella,  que ha sido trabajado en conjunto con Fundación Trascender desde el 2011.

A través de una convocatoria realizada en conjunto con la organización Promigrar Chile, en la comuna de Recoleta, se recibieron 17 participantes de Cuba, Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador, que se sumaron a los participantes chilenos.

La actividad estuvo a cargo de 13 profesionales voluntarios de distintas áreas de Banco Falabella, tales como Recursos Humanos, Legal y Mesa de Dinero, quienes en ocho sesiones compartieron sus conocimientos con estos emprendedores.

Andrés Montiel, psicólogo y uno de los voluntarios, es segunda vez que participa en charlas para emprendedores. Explicó que a diferencia de voluntariados anteriores, donde se hacían exposiciones puntuales, “en esta ocasión fue una serie de charlas para un grupo permanente, que lo hace un programa bastante más robusto. La probabilidad de permanencia e internalización de conocimientos es mucho más potente”, indicó.

Descubriendo el emprendimiento

En los ocho módulos del programa conocieron qué es el emprendimiento, oportunidades para emprender y cómo generar ideas de negocio, además de una metodología para elaborar un plan de negocios.

Para conocer mejor a los clientes, en el módulo de marketing, aprendieron sobre qué es una propuesta de valor, cómo desarrollar sus marcas y qué métodos de comunicación utilizar. En tanto, en el ámbito financiero se plantearon temáticas de remuneración, cómo vender los productos y cómo fijar precios. También se revisaron fuentes de financiamiento, incluyendo recursos propios, subsidios, créditos, leasing y factoring, entre otras.

Para cerrar el taller, cada participante realizó una presentación final de su emprendimiento.

Víctor Hernández es cubano y tiene un negocio de ropa deportiva en Estación Central. “Llevaba un año y medio intentando despegar, pero a pesar de mi esfuerzo no lo lograba. Ahora sí, gracias al taller tengo las herramientas y aprendí muchas cosas”, explicó.

Agregó que “los voluntarios se portaron impecable, son muy accesibles y explican todo en lenguaje no tan técnico para quienes no sabíamos mucho de finanzas y marketing”.

Carlos Guale, ecuatoriano, lleva 4 años en Chile y junto a su esposa querían ver la posibilidad de emprender. Así nació el “Patacón Guayaco”, su restaurante de comida ecuatoriana. “Con las herramientas adquiridas vimos que podíamos ir un poco más allá y vender la gastronomía ecuatoriana como tal, podemos interiorizar a los clientes con nuestra cultura a través de los platos”.

Todos estos emprendedores buscan lo mismo: mejorar su calidad de vida a través del éxito de sus negocios. Para Andrés Montiel, “este trabajo se vincula a muchas áreas, a la educación, a la salud, a la inmigración, a la vivienda. Una persona que trabaja en una organización privada se siente muy lejano y la primera visión es decir no tengo mucho que aportar. Poder participar de este ciclo en particular permite acortar esa brecha”.

Vicente Gerlach, director ejecutivo de Fundación Trascender, indicó que “los programas de voluntariado corporativo, como el de Banco Falabella, le permiten a las empresas fortalecer los vínculos con la sociedad, entregándole a sus colaboradores la oportunidad de contribuir por el bienestar de los demás, especialmente con aquellos con menos oportunidades”.

Galería de imágenes de la certificación

Escrito por

James Silvestre

Fecha

12 Septiembre, 2017

Compartir